Granola casera. Sin lácteos

Hola a todos,

llevaba muchísimo tiempo sin publicar nada y hoy por fin os traigo una nueva receta. Y vaya receta que os traigo. Mis hijos están totalmente enganchados a esta granola casera. Les gusta más que cualquiera de las del supermercado y claro eso para mi es una satisfacción. Saber que desayunan algo hecho en casa, con ingredientes saludables como es el aceite de oliva virgen extra y que además les chifla. Nada que ver con el muesli industrial que compramos y además no se tarda nada en prepararlo. En tan sólo 10 minutos más otros 15 – 20 minutos de horno lo tenemos listo. Como siempre es una receta apta para los alérgicos a la proteína de leche de vaca (APLV)

Así que no tenéis excusas por falta de tiempo. Tenéis que probarlo y ya me diréis si os ha gustado. Os va a encantar y lo haréis todas las semanas como yo. 

Yo no le he puesto frutos secos, bueno salvo el coco rallado que mi hijo sí que lo tolera. Pero ningún otro fruto seco puesto que es alérgico a todos los demás.

Una vez está horneado, le añado gotas de chocolate. Pero podéis añadirle también pasas por ejemplo. O no añadirle nada. A mis hijos les gusta tantísimo que se lo comen sin añadirle nada.

Granola casera sin leche

Ingredientes:          

  • 300 gr de copos de avena
  • 30 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de canela (opcional)
  • 40 gr de coco rallado
  • 75 gr de miel
  • 45 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
  • gotas de chocolate o pasas (opcional)

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 150º

Mezclamos en un bol los copos de avena con el azúcar moreno, la canela y el coco rallado

En un cuenco batimos la miel con el aceite de oliva y la esencia de vainilla. La esencia de vainilla es opcional. Si no tenéis no es necesario ponerlo.

Vertemos la mezcla de miel y aceite de oliva sobre la mezcla de copos de avena, azúcar, canela y coco. Removemos bien, lo mejor es hacerlo con las manos bien limpias. Quedará una mezcla suelta. Está bien, no os habéis equivocado.

Forramos la bandeja de horno con papel de horno y extendemos nuestra granola.

Horneamos hasta que la granola tenga un color ligeramente tostado. Ojo hay que vigilarlo, enseguida pasa de tener un color tostado a quemarse. No os pongo tiempo porque mi horno va por libre… Y es por eso que no sirve de referencia. Pero aproximadamente 15 minutos. 

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Añadimos gotas de chocolate o pasas.

Metemos en un bote de cristal con tapa. Se conserva crujiente durante un par de semanas. En mi casa no suele durar más de 3 ó 4 días porque lo devoran jeje.

Notas para alérgicos:

One thought on “Granola casera. Sin lácteos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *