Granola con Chía

Hola, ya estoy de nuevo por aquí. Hoy os traigo una receta de granola con chía. Para los que no conozcáis la granola os cuento que es una combinación de avena y frutos secos, a la que se le puede añadir otros cereales, semillas e incluso frutas desecadas.Su sabor dulce y tostado, junto con el crocante que proporciona el horneado la hace irresistible.

granola-con-chia

La granola es ideal para un buen desayuno equilibrado ya que aporta un montón de nutrientes. Podemos tomarla acompañada de leche o yogur y añadirle fruta fresca de temporada. Es mucho más sano que cualquier cereal lleno de aditivos, azúcares y conservantes.

Yo os pongo mi receta pero admite cualquier variedad de frutos secos o deshidratados. Así que podéis hacerlo a vuestro gusto. Para endulzar he usado tan sólo miel ya que me ha parecido la opción más saludable. Además tenía un paquete de semillas de Chía ecológicas por casa y me ha parecido una combinación perfecta. La semilla de chía constituye una buena fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3 (ácido alfa-linolénico) ALA de origen vegetal. 

Espero que os animéis con esta receta y que empecéis el día llenos de energía desayunando rico y saludable.

Granola con chía

Ingredientes:

200 g de copos de avena

50 g de nueces

50 g de avellanas

50 g de almendras

4 cucharadas soperas de semillas de chía

3 puñados de semillas de calabaza

110 ml de miel

fruta deshidrata (yo usé manzana y melón deshidratados. Pero podéis poner pasas o la fruta deshidratada que más os guste. Otra opción es poner lágrimas de chocolate).

Elaboración:

Precalentamos el horno a 150º calor arriba y abajo.

En un bol mezclamos los copos de avena con las nueces, las avellanas, las almendras, la chía y las semillas de calabaza. Removemos bien.

Calentamos un poco la miel para que sea más líquida y vertemos sobre la mezcla anterior.

Mezclamos todo muy bien y extendemos sobre la bandeja de horno que habremos cubierto previamente con papel de horno.

Horneamos a 150º removiendo de vez en cuando durante aprox. 30 min. o hasta que veamos que empieza a tostarse. Ojo cuidado que no se queme.

Sacamos del horno (la mezcla estará algo blanda pero en cuanto se enfría queda crujiente) y dejamos enfriar un poco.

Removemos para que no se haga un pegote.

Una vez esté frío añadimos la fruta deshidratada o las lágrimas de chocolate al gusto y mezclamos bien.

La granola guardada en un recipiente hermético dura varias semanas.

¡Buen provecho!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *