Roscón de Reyes. Sin lácteos

Hola a todos,

la receta de hoy no podía ser otra que un delicioso roscón de reyes sin lácteos. Yo este año he sido previsora y ya he preparado unos cuantos. Están tan ricos que no hemos podido resistirnos y nos hemos comido ya unos pocos. Los otros los tengo congelados.

La receta como no podía ser de otra manera es de mi profe del Cordon Bleu, chef Enrique. Os dejo el link para que veáis en vídeo la preparación roscón reyes conelchef

Yo lo que he hecho es sustituir la leche por bebida vegetal y la mantequilla por manteca. Y os puedo asegurar que el resultado es el mismo, súper tierno y esponjoso. Sencillamente delicioso. 

 

 

Con esta receta me despedido por este año y aprovecho para desearos a todos un FELIZ 2018. 

 

Roscón de Reyes. Sin lácteos

Ingredientes:

 Infusión aromatizada (lo prepararemos la noche anterior)

  • 180 gr bebida 100% vegetal (podéis usar vuestra favorita. Yo suelo usar de avena o de arroz) 
  • piel de una naranja
  • piel de un limón
  • 1 rama de canela

Prefermento

  • 120 gr de harina normal
  • 100 gr de bebida 100% vegetal tibia
  • 3 gr de levadura fresca

Masa final

  • 530 gr harina de fuerza
  • 5 gr de sal
  • 120 gr de azúcar
  • 150 gr de nuestra leche infusionada
  • 30 gr de ron
  • 2 cucharadas de agua azahar (esto es al gusto, podéis echar más si queréis)
  • 30 gr de miel
  • 3 huevos
  • 20 gr de levadura fresca
  • todo el prefermento
  • ralladura de una naranja
  • ralladura de un limón
  • 90 gr de manteca

Elaboración:

Lo primero que prepararemos será la leche infusionada. Lo mejor es hacerlo la noche anterior para que coja mucho sabor.

Para ellos sólo debemos calentar nuestra leche vegetal con la cáscara de naranja, la cáscara de limón y la rama de canela. Tapamos y dejamos reposar toda la noche.

Para el prefermento ponemos en un bol la leche vegetal tibia, añadimos los 3 gr de levadura y con unas varillas revolvemos para que se disuelva. Añadimos la harina y revolvemos. Tapamos el bol con film y lo dejamos 3 horas en un lugar cálido.

Pasadas las 3 horas elaboraremos la masa final. Para ello pondremos en el bol de la batidora la harina de fuerza, la sal, el azúcar, 150 gr de la leche infusionada, el ron, el agua de azahar, la miel y los huevos.

Ponemos el gancho y trabajamos durante unos minutos la masa a velocidad baja.

A continuación paramos la batidora y añadimos los 20 gr de levadura y todo nuestro prefermento. Seguimos trabajando la masa con el gancho de la batidora hasta que empiece a estar lisa.

Por último añadiremos la ralladura de naranja y de limón y 1/3 de nuestra manteca.

Una vez esté integrada la manteca pondremos el otro tercio de manteca y en cuanto esté integrado pondremos el resto.

Ahora debemos seguir trabajando la masa con el gancho de la batidora a velocidad baja – media hasta que la masa se despegue completamente de las paredes y del fondo del bol. Esto puede tardar un rato largo, unos 15 minutos aproximadamente.

Una vez se haya despegado de las paredes y del fondo paramos la batidora, nos untamos las manos con un poco de aceite de girasol o de oliva suave (para que no se nos peque la masa) y ponemos la masa sobre la encimera. 

Boleamos nuestra masa y la metemos en un bol grande que taparemos con film. Dejamos reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 2 horas.

Después de 2 horas nuestra masa habrá fermentado y habrá crecido mucho. Ponemos la masa sobre la encimera engrasada con aceite (de girasol o oliva suave), nos engrasamos también un poco las manos y la dividimos en dos partes.

Boleamos ambas masas y dejamos reposar unos 5 minutos. A continuación hacemos un agujero en el centro de cada masa. 

Vamos agrandando el agujero con cuidado de no forzar mucho nuestra masa. Debemos hacer un gran agujero ya que con la segunda fermentación la masa volverá a crecer y en el horno también crecerá algo.

Una vez tengamos la forma hecha, ponemos los roscones sobre papel de horno y dejamos reposar unos 10 minutos.

Mientras tanto batimos un huevo con una cucharada de agua. Pasados los 10 minutos pintamos nuestros roscones con la mezcla de huevo batido y agua. Dejamos reposar nuestros roscones durante aproximadamente 2 horas en un lugar cálido.

Pasadas estas 2 horas nuestros roscones habrán crecido bastante y es el momento de dar una segunda capa de huevo a nuestros roscones y decorarlos al gusto (con naranjas confitadas, azúcar humedecido con unas gotitas de agua o azúcar perlado, almendras fileteadas, etc.)

Horneamos aproximadamente unos 30 min. a 175º. Si vemos que se doran demasiado podemos tapar los roscones con papel albal una vez ya tengan el color deseado, así no saldrán tan oscuros.

Si el roscón lo vamos a comer a la mañana siguiente lo mejor es una vez horneados cuando ya estén tibios envolverlos en film transparente para que se mantengan más tiernos.

¡Feliz 2018!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *